Mi síndrome de China

Escrito por amimeobligaron 14-07-2009 en General. Comentarios (0)

http://amimeobligaron.blogspot.es/img/sindrome.jpg 

Hace ya veinte años de TianAnMen, no?...

El peligro ahora -según Hollywood- reside en los integrismos de mezquita,zoco y talibanes, de burka y Osamas, de moros despiadados y Corán, de pruebas nucleares secretas... pero no, en Qatar y Dubai no. Esos son como nosotros. Y menos en China, que nos fabrica los chupachups, las muñecas de Famosa y los rollos de primavera en salsa agridulce de glutamato.

Desde hace 20 años ha habido sonrisas profidén de Bush, Clinton, Bush2 y Obama a los nuevos dictadores chinos, borrado de Mao Zedong -se escribía así al final, no?-, presa de las Tres Gargantas, juegos olimpicos de Pekin, eliminación del Tibet, censura internetera desde Beijing -se dice así, no?-, además de proliferación de todoacienes y cobocallejas que tumban KO al Estatuto de los Trabajadores. Uno de cada cinco habitantes del mundo es chino, y fuera del país parecen tan "occidentales" como nosotros. China hoy es amigo del Grupo de los 8, pero hacia dentro -lo poco que trasciende- se me hace tan siniestra como el facha Hergé denunciaba hace casi 70 años en "El Loto Azul".

La pátina occidentalizadora empezó con el McDonalds y con multinacionales como Nike llevandose la producción al emergente país para que cosieran sus zapatillas delicadas manitas de trabajadoras infantiles y tener una ventajosa plusvalía vendiéndolas en nuestros malls a 120 €. ¿Nos sorprende que copien sin arrobo, no respeten las patentes,vendan a sus huérfanas al mejor postor, emborronen su información interna y pongan fuegos artificiales de Photoshop en la ceremonia inaugural de los JJOO?. A mí, nada. Copian y mejoran nuestros métodos como verdaderos genios.

Frente a la bollywoodiana e I+Dera India -para cuando un "Slumdog Millionaire" chino?, ¡ya está bien de palmadeoreados y oscarizados "Tigres y Dragones"!-, China necesita más velocidad para suplantar a Occidente. Dicen que el día que los chinos decidan desayunar leche como los occidentales, no habrá vacas suficientes en el mundo. De ahi la campaña a favor de la leche de soja, tan rica ella.

La leyenda urbana del abuelo del restaurante chino cuyo cadáver no es expatriado ni enterrado me parece falsa, pero acojonantemente verosímil. El choque cultural y especialmente de economías nos lleva a una China que aún vive en el siglo del Lazarillo de Tormes. ¿Picaresca?. ¿Que problema hay en exterminar etnias, vender congéneres, matar nonatas hembras para evitar dar dotes, encerrar esclavos en un sótano a coser paños de Mataró si nueve de cada diez chinos cobran lo que cobran?. ¿No lo hacía el Duque de Alba en Flandes? ¡Y encima reciben la MTV por sus paelleras!

Me jode ver a los reyes y a ZP -antes a Ánsar- extasiados cada vez que se produce un encuentro hispano chino, felices de haber plantado empresas en tierra amarilla igual que como cuando Armstrong puso un pie en la luna. Nuestros especuladores empresarios flipan con esos chinakos que piden menos salario que los pobres del Cuéntame. Y además los traen pacá para que abran tiendas de ultramarinos de sol a sol, 365, 24/7 para que nos tengan las pipas, el pan caliente y las birras frías a la hora que les pidamos. ¡Incluso nos las pone en el mostrador el amable chinito de 11 años que encima, no da tanta guerra en la calle como los Ñetas, los Latin o los morakos!. ¡Qué gozada de inmigración callada e invisible, que no hacen ruido a partir de las 10 -incluso siguen currando-!. Por eso se les pemite que no paguen radicación ni impuestos.

Los recientes sucesos en China me entristecen. No tengo nada en contra de inmigrantes, etnias ni culturas diferentes. Pero creo que, entre todos, nos engañan. A nosotros y al chino de los ultramarinos.

Y de estos polvos ya llegan los primeros lodos. La pasada campaña de Reyes hizo cerrar las primeras empresas en China y las provocó primeras suspensiones de pagos. Poque...¿para quién fabrican los honorables trabajadores asiáticos los Clicks de Famóbil?, ¿para sus hijas o para las nuestras?. Seguro que no hay ni un Click ni una Barbie made in China para las niñitas de ojos rasgados que esperan a sus Reyes -o a sus dragones, o a sus guerreros de terracota, o a sus gatos de la manita alegre en danza- Magos. Y viendo el gobierno que tienen, no las habrá en mucho tiempo, por más que las plantas de Bentley se establezcan en Nankín.

¿Peligro amarillo?. Aquí hay una paleta de colores demasiado interesada.
Enter the dragon...