A mi me obligaron

De sobres negros y cleptocracia

Escrito por amimeobligaron 21-01-2013 en General. Comentarios (0)

http://amimeobligaron.blogspot.es/img/blackenve.jpg 

La principal característica de un pago en negro es que, además de no haber tributaciones por lo que se entrega y se recibe, no hay recibos ni pruebas.  A menos que, además de vocación de ladrón, insolidario, evasor o defraudador  como dador tengas también la tentación de chantajista –ese “porsiaca algun día vienen mal dadas…”- y pidas encima que te firmen un recibí a quienes agarran esos emolumentos frescos, sin descuentos, peajes ni impuestos. Si lo hicieron los receptores, frescos también –por decirles algo suave-, pero incautos. Más sabe el diablo…

 

El grado de descomposición al que hemos –habéis, si somos exactos, pero nos salpica a todos- llegado, Mariadolores, es tal que no se os puede reconocer ya catadura, talla ni valor moral para darnos lecciones ya no sólo impositivas o de gobierno económico, sino de ningún tipo. Ahora recuerdo que hace menos de un año decías que ibas a quitar los sueldos a los diputados de la región que presides y me entra la risa floja: ¡claro!. Así ya se puede. Poniendo el cazo de tapadillo y llevándoselo libre de polvo y paja. Casi mejor eso que tener que tributarlo, ¿verdad?. A ver quien me convence ahora de que lo decías de buena fe –aunque sigo opinando que un diputado, si trabaja, debe cobrar como cualquiera- conociendo que vuestro ex tesorero mantenía despacho, secretaria y chófer en Génova y sabiendo vosotros ya lo que sabíais.

 

Hoy, las encuestas dicen que mas de 9 de cada 10 españoles, voten a quien voten, piensan que la clase política está corrupta. Eso no deja en muy buen lugar a quienes habéis llevado la presión fiscal a grados desconocidos, nos pedís sucesivos apretones de cinturón y amnistíais fiscalmente a vuestros amigos, patrocinadores y sponsors ladrones –¡sí, es esa, no hay otra palabra más suave!-. “No me temblará la mano”-dice tu jefe, mientras durante el último año de gobierno con mayoría absoluta habéis favorecido la opacidad, la desregulación y el premio al evasor mientras atizábais mazazos constantes a los paganinis de siempre.

 

No dudo que hay ladrones en todas las formaciones pero, ahora más que nunca, me pregunto por las diferencias entre esos dos grandes partidos que han gobernado en España los últimos 30 años y en los que sin duda debe haber habido financiación ilegal, caja B y sobres casi seguro, aunque no sé si de forma sistemática. Uno tiene más de cien años de historia con exilios, prohibiciones, clandestinidad, afiliación y cuota de poder y gobierno -incluyendo sus indeseables filesas-  mientras el otro –y hoy más que nunca- da la impresión de que se creó para dar continuidad a una cleptocracia –concesiones a amigos, contratas, mordidas- que venía del régimen anterior, a la vista de que ex diputados y ex secretarios generales de ese partido hacen ver hoy que el sistema del sobre funcionaba desde el mismo momento de su fundación.

 

La enrevesada construcción sintáctica de “no se podrá demostrar que no somos inocentes” o la casualidad de que hayan pasado 4 años –los necesarios para que prescriba el delito fiscal- para que se tirara de la manta que puso los 22 kilos ginebrinos y el culo del ex tesorero al aire parecen pistas, extrañas coincidencias o vocaciones oscurantistas incluso dentro de la propia estructura de un partido que vive –es indudable- una guerra interna de métodos, hasta de financiación. Hay voces que claman “caiga quien caiga” hacia el otro flanco, pero parece que nadie es partidario de destapar antes de que el delito haya prescrito. Ni en Castellón ni en Majadahonda ni en Génova.

 

En tiempo de crisis, si me tienen que freir a impuestos como currante –mientras me dure el curro- y sajarme 21 euros por cada 100 que consumo, desearía una transparencia finlandesa en mi política y en la fiscalidad de mi país. Y, por supuesto, en los partidos que lo gobiernan. Ya he comentado que en Finlandia cruzas un DNI o una matrícula de coche y te lo asocian meridiana y públicamente a una nómina, un IRPF y unas posesiones, sin herir la intimidad de nadie. Un finlandés que sabe que su vecino no tributa, evade o cobra en negro lo denuncia, pero es que además, administrativamente, canta y es cristalino, sin opacidades, evasiones, cuentas en Suiza, amnistías, descuentos o sobres.  Y no les hace falta llevar la banderita de Finlandia en la correa de reloj o poner en el coche la pegatina de: “Soy finlandés, casi ná”. Eso sí que es hacer patria.

Ilusiones

Escrito por amimeobligaron 10-01-2013 en General. Comentarios (0)

http://amimeobligaron.blogspot.es/img/rufus.jpg 

Había un tiempo en que el 6 de enero yo esperaba Exin Castillos, Madelman o scalextrics. Luego fueron Tintines, discos de Supertramp, Police o de Rick Wakeman. Y libros de poemas de Pablo Neruda. O unos Lee o unos Levi´s. O una chupa de cuero. O unas camperas. La verdad es que nunca quise un móvil o una tablet o un MP5, esas cosas que ahora quiere tanto mi hija, porque no me pilló la necesidad y la ilusión acorde con el tiempo de tenerlos, y tenerlos ahora como que me ilusiona poco. En la época hedonista –soy poco de marcas- pues quise desde trimmers de barba a colonias a gayumbos. Cuando pusimos después casa, apetecía juegos de mesa o vasos para diferentes tipos de bebercios. Y siempre música, cine y libros: ahora, de hecho, tenemos un cuarto –o más- lleno. Como no me gusta el fútbol, pues pedía y caían cosas para salir a montar en bici o para el gimnasio, cuando cultivaba eso del corpore sano. Y como tampoco soy de los paranóicos que se pasan todo el finde en la gasolinera pasándole el aspirador al coche, pues nunca me apeteció ni una funda de asiento. Eso sí: con Pary, algunos guiños. O sea cenitas, y viajes, y escapadas. Luego nació la cría y, desde el primer año, noté que me ilusionaba mucho más que Melchor, Gaspar y Baltasar estuvieran pendientes de ella que de mí, aunque yo seguía teniendo caprichos, muchos ya revivalistas: hacerse con la saga Star Wars o cosas de esas.

 

Ocurrió que fue pasando el tiempo y las cosas que deseaba o necesitaba de verdad eran difíciles de dejar al lado de unos zapatos. Muchas porque, con más o menos dificultad, las había ido consiguiendo hasta ser medianamente feliz. Otras, porque son muy caras o fuera de mis posibilidades -como se dice ahora-. Otras, porque me he hecho demasiado mayor para seguir deseándolas y ya se me han pasado las ganas de tenerlas. Y otras, porque sé que hacerse con ellas es imposible o se va haciendo cada vez más difícil, como mantener la talla de pantalón, la agudeza visual, el poder adquisitivo, la baja extrasistólica o un horizonte laboral brillante y estable. Con todo, siempre he seguido creyendo en los reyes. En los magos, digo: en lo otro hace años que soy declaradamente republicano.

 

El no haber sido ambicioso y tener un espiritu algo  downshifter no sé si es bueno o es malo, pero como mucha gente de mi generación, acumulo también bienes de consumo inútiles, pasados de moda, anticuados. Este año me sorprendí cuando me dijeron que hiciera  -otra vez- carta a los reyes. Y es que 2012 ha sido un año de mucha crisis, y yo también lo había constatado. Y después de dejar de fumar, de quitarse algunos caprichos y de hacer cuentas para cuadrar los fines de mes, me imaginaba que había cosas pendientes que me apetecía tener. Y ocurrió que no se me ocurría nada. Vamos a ver: si me toca una primitiva o el bote de pasapalabra estoy convencido que –como casi todo el mundo- gastaría a tontas y a locas como si no hubiera futuro, aunque no como un Briatore, una Donatella Versace o un Guti, que uno es pobre pero con buen gusto.

 

Hice cuentas: de Palahniuk y Neil Gaiman, prácticamente lo tengo todo. Me faltaban las dos últimas de Harry Potter. Y quería algún disco de Rufus. Ropa nada, que estoy supergordo: ya compraré cuando adelgace. ¿Cómics?. No. bueno, si acaso, "La dama y el diplomático" y porque la han hecho unos colegas. ¡Ah, si!, un Oral B eléctrico para los piños nuevos estos que me acabo de poner. ¿Un e-book como el de Pary?. Nooo… ¡Joder!, ¿Qué me ilusiona?. ¿Juegos para PC o la play…?, ¡para nada!.  Me fui a la frac: ha salido Magical Mystery Tour en peli. Mira, tiene gracia, pero… Y “Cuando el viento sopla” de Biggs y Murakami. Quizá en un dos por tres me los compro. Pues va a ser que a los reyes, si no les pido un coche o cambiar las puertas del piso de arriba o repintar la casa o un lavavajillas o una caldera, ahora que están a punto de petar, pues…Porque los reyes no traen felicidades ni saludes ni trabajos estables ni amistades largo tiempo ausentes ni castigos a los malvados y premios a los buenos, como creíamos que harían cuando éramos pequeños.

 

Así que creo que me quedo muy conforme con los discos de Rufus y el Oral B.

Informar deleitando

Escrito por amimeobligaron 09-01-2013 en General. Comentarios (0)

http://amimeobligaron.blogspot.es/img/kiosko.jpg 

Enchufas las noticias de la tele, sintonizas las de la radio, lees una portada de periódico: además de decir “dijistes” y “vinistes”,  y “a nivel de”, y “a bote pronto” te hablan mucho del calamar gigante, de que en invierno hace mucho frio, del chaqué de lunares –como aquel “chaqué de lino” de Nacho Cano- de Leo Messi o de que Beyoncé y su marido le han regalado a su hija –que tiene un nombre de estos modernos como Apple Sugar Blue Brooklyn- una guardería propia valorada en un millón de euros. Y seguimos tragando información.

 

Hoy, en el telediario de la mañana, he visto que hablaban de “la editorial” de un periódico. Esas patas de banco y patadas al vocabulario me siguen doliendo, como esos tonillos  -hace unos días se quejaba de ello en una columna mi amiga Elvira: yo lo detesto- de los que yo llamo de “masticadoras –hay más chicas que chicos que lo hacen- de noticias”: ¿hablarán con ese estúpido tono de montaña rusa, con entonación y cadencias imposibles, así en casa o en el mercado o en las reuniones de amigos, como si se sonrieran mientras se están deglutiendo un polvorón con la boca abierta...?.

 

Pero lo más jodido, con todo, no son las formas, sino los contenidos. Ilustrar el premio Nadal con una foto de Rafa Nadal. Viva el documentalismo. Siempre fui también de la opinión cuando daba noticias de que no merecía la pena abrir informativos con la subida del IPC porque a la gente el IPC se la pela, como ahora la prima de riesgo, dado que la gente no tiene ni puta idea de lo que es ni para qué sirve. Más o menos lo que me pasa a mí  de siempre con los fuera de juego, por más que me lo expliquen. A la gente le preocupa que le suban el precio de la gasolina o del bonobús o de mandar un esemeese, pero eso del IPC, la subasta de deuda soberana y las subprimes como que nasti.

 

Al principio yo creía que a la gente le importaba básicamente la información simple sobre las cosas que le afectan, y que reaccionaba en consonancia con ello, pero me he dado cuenta de que no. Es mucho más interesante el calamar gigante que saber que los bancos te seguirán cobrando la hipoteca incluso después de haberte quitado el piso por no poderlo pagar. Es más importante la ternilla nasal de Belén Esteban que si un político que roba reconoce que ha robado para evitar la cárcel y se queda tan pancho. Tiene más trascendencia la foto de la reina Sofia yendo a ver “Sonrisas y Lágrimas” con los nietos que si Capio hace negocio comprando lo que nosotros ya hemos pagado para cobrarnos por usarlo. Hay perogrullos que si te los cuentan en una reunión de amigos o en el bar, te cabrean, pero que si te los dan en un informativo, te los tragas como si fuera la palabra de dios, contra la que no se puede levantar la voz so pena de ser convertido en estatua de sal. Así, el presidente del gobierno dice que miente porque no tiene otro remedio que gobernar por delegación remota y la gente no monta guillotinas en la calle. El presidente de una caja de ahorros que desvió, perdió o robó 37.000 millones de euros –hagan cuentas, a ver cuántos carros de la compra se pueden comprar con eso-  no sólo designa a su sucesor sino que es premiado con un cargo en una empresa privatizada. Como los ex presidentes del gobierno que se sientan en consejos de administración  -y cobran, evidentemente- de empresas de suministros a las que favorecieron cuando tenían mano para hacerlo.  Como se aceptan aeropuertos sin aviones, teles públicas en que se quedan los nombrados a dedo y se echa a los que ganaron la oposición, ministras de empleo que nunca trabajaron y que solucionan el paro rezando, jefes de los empresarios que se precian de evadir cojonudamente lo robado en las empresas que hicieron quebrar, jefes del estado que cazan y piden perdón -¡oh, qué momentazo histórico!- para seguir cazando mientras dicen que la justicia es igual para todos menos para sus yernos. Y así, sin vaselina, nos lo cuentan en los telediarios.

 

Y lo aceptamos. Y nos lo tragamos. Como si fuera otro capítulo de “Modern Family”, de “Big Bang Theory” o de “How I met your mother” pero de verdad, de aqui, y con muchísima menos gracia.

Breve diccionario de cosas que aprendí en 2012

Escrito por amimeobligaron 19-12-2012 en General. Comentarios (0)

http://amimeobligaron.blogspot.es/img/letras.jpg 

Avaricia.-Frente a la envidia, que es el pecado capital de mucho pelagatos; o la ira, que se expande entre el común de los atónitos, es el pecado capital propio de la clase dirigente. Estado natural de banqueros y políticos contrarios al escrúpulo.

Banco.-Mueble público para sentarse. Econ.-Entidad que, como la abuela con lagunas o la hija adolescente, no sabe dónde ha puesto el dinero que le diste, pero que, a diferencia de ellas, reconocerlo no le supone ningún disgusto. Astrof.-Agujero negro. –malo.-Posiblemente, un oximoron.

Consejero.-Nunca le pidas consejo. No sabe, no contesta, pero lo cobra.

Dedo.-En la Comunidad de Madrid –extensivo a otras-, extremo de la mano de un político electo que decide a quién da macrofiestas, en qué locales sin licencia, qué ambulatorios cierra, con qué sectas concierta la educación, a qué consorte hace alcaldesa o quién se queda de presidente cuando la titular del cargo decide volver a ser funcionaria, aunque sin ir a trabajar. Aplicase también al del  presidente de caja de ahorros que, después de haberla arruinado virtualmente, designa  personalmente a su sucesor. 

Emigrar.-Aventura, nuevo deporte de riesgo, liberador de adrenalina especialmente para jóvenes. En cuanto haya una agencia que lo gestione, seguro que no dudará en cobrar por participar en tan atractiva y fascinante atracción.

FAO.-Agencia de la ONU que se encarga del hambre. Siempre afirmaba que con 6.000 millones de euros podrían resolverse las hambrunas inmediatas en el mundo, pero parece que esa cantidad siempre debe haber sido muy superior a la que se paga hoy por el rescate de una sola entidad bancaria occidental. Ver estadísticas.

Grecia.-Ya lo decía Gila: vas allí y está tó tirao. Aparte de haber sido –hace mucho, mucho, mucho-  la cuna de la democracia, actualmente está en venta. Como la democracia.

Historia.-Para una nación, lo que enseña en sus libros de texto. Para un periódico, lo que escribe cada día, que puede ser perfectamente contrario a lo que escribió el día anterior.

Inmatricular.-Facultad de ciertos hombres de fe cuando se encuentran con una casa, un terreno, un edificio o un bien común que no está registrado a nombre de nadie para decir que se lo quedan. Si lo hace una persona común se llama allanamiento, ocupación o apropiación indebida y es un delito.

Juego.-Segmento de oportunidad generador de mucho empleo. Pero desde 2012, a diferencia de los tradicionales juegos familiares de mesa como el Monopoly, el parchís, el dominó o el mus, viene sin reglas y sin instrucciones: todo vale.

Kilo.- Antes, un millón de pelas. Hoy, seis mil euros. En cantidades de rescate, hágase la trasposición a toneladas. En economía domestica, setecientos cincuenta gramos.  

Liberal.-Desregulado, sin control.

Manifestante.-Perroflauta, subversivo, delincuente, alborotador, soñador estúpido, persona poco demócrata ignorante de esa realidad a la que no se puede sustraer un diligente, responsable y trabajador gobierno que hace sus deberes. Suele salir a la calle porque no se le ocurre hacer otra cosa.

Niño.-Proyecto de adulto. Si se controla su evolución mediante programas de televisión, adoctrinamiento en la fe y currículos escolares empobrecidos, se consigue un espécimen dócil y creyente. Si se le abandona sin atender exclusivamente con videojuegos o incluso armas (véase derechos fundamentales), cóctel explosivo. 

Oración.-Metodología de la ministra de empleo para la generación de recursos productivos en una economía neocon. Véase también diazferrán 

Privatizado.-Quien lo practica afirma que significa externalizado u optimizado, pero en realidad significa encarecido, restringido, de pago, concertado a dedo. Véase también pelotazo.

Qué.- Qué… ¿de qué?. No she puede hacer otra cosha.  

Riesgo.- Item neoeconómico que puede suponer que después de años cotizando, te quedes sin pensión; que después de llevar años pagando tu vivienda te desahucien pero te hagan seguir pagándola; que te insulten por haber ganado una oposición; que te nieguen la tarjeta sanitaria ; que para rescatar a un banco te hagan pagarlo a ti; que una promesa electoral se convierta en lo contrario por imperativo de la realidad o que si no asumes la Ley D´Hondt te llamen antisistema. Véase también prima y posibilidades (vivir por encima de-).

Socialista.- La S de un partido que tiene más de cien años. Cada vez que gobiernan tienden a olvidarse de lo que significa, como la O o la E. Cuando están en la oposición, lamentan que se les hubiera olvidado. Cosas de la antigüedad de las siglas, debe ser.

Tuit.-En un 78% de las ocasiones, posibilidad tecnológica de soltar una necedad o una inoportunidad de manera universal e inmediata. Si eres cantante, político o futbolista, ese porcentaje asciende al 89%.

Urdangarín.- Yerno con posibles

Viejo.-Sin eufemismos anciano, jubilado, patriarca, experimentado, vivido, conocedor, abuelo, mayor, tercera edad, yayo. Especie que antes se jubilaba a los 65, miraba obras, se iba con el inserso y regalaba caramelos a los nietos pero que, por estupideces de la ciencia y del crecimiento vegetativo, cada vez dura más tiempo y debería estar prohibida en una sociedad productiva, si es que no consume pagando. Neol.- Aplícase a quien mantiene a una familia de parados.

Wert.-Eso. Se define solo.

XXI.- El siglo de las luces… apagadas 

Y.- …¡no te olvides de lo de la herencia!  

Zuavo.-Insulto que usaba el capitán Haddock, de Tintín. Pero hoy se me ocurren muchos más

Gracias

Escrito por amimeobligaron 13-12-2012 en General. Comentarios (0)

http://amimeobligaron.blogspot.es/img/logosm.jpg 

Mi hija está diagnosticada hace años de dermatitis, de alergias y de asma asociado al esfuerzo. Hace vida normal, Claro, la de una adolescente de su edad. Lleva encima el Ventolin pero baila, nada, hace ejercicio, sale al campo y supongo que nada la hace diferente de las otras niñas de catorce años.

 

Esta tarde, cuando salia de su clase de baile, ha tenido un fuerte ataque asmático y, con eso del frio, ha tenido que sentarse en un banco para intentar recuperarse. Buscó el ventolín en un bolsillo del abrigo y ¡cosas de adolescentes!, con eso de las modas, las prisas y la falta de método que caracteriza a su edad, se lo había dejado en otro. Cuando me ha llamado al móvil, parecía que estaba ahogándose pero, afortunadamente, estaba pasando por delante del ambulatorio del barrio, que  debo señalar que no tiene servicio de urgencias. Le pregunté: “¿Puedes llegar a casa?”. “No”- me contestó. “Entra en el ambulatorio y explica lo que te pasa al primer médico”. Mientras me ponía a toda prisa unos pantalones, unos zapatos y un abrigo para ir a buscarla, mi hija ha hecho eso.

 

Cuando llegué al ambulatorio, ya estaba diagnosticada por un médico y estaba siendo tratada por una enfermera en un box del centro. Casualmente me crucé con su pediatra –con el que acaba ahora, que pasará a depender del médico general de familia- en el hall del ambulatorio, que conoce personalmente su historial y me dijo dónde la podían estar haciendo la revisión. Efectivamente: de momento nadie le  había pedido ni su nombre ni su filiación pero, a la vista de que se ahogaba, ya le habían conectado el oxígeno. Una vez consultada su ficha, le han  pegado un chutazo de urbasón. Antes incluso de que su alarmado padre llegara.

 

El que es actualmente mi médico de cabecera, que estaba de guardia, pero no conocía a mi hija; nuestra enfermera, que también estaba de guardia, y un ayudante sanitario han tranquilizado y estabilizado convenientemente a mi hija de este pequeño ataque en el tiempo en que yo llegaba al centro. Sin pedir tarjeta ni pasta por adelantado. Cuando he llegado me han explicado escuetamente lo que pasaba y, una vez tratada, hemos pasado a consulta donde, además del diagnóstico, la han tratado para los próximos diez días y la han citado para revisión el próximo lunes.

 

Justo antes de que abandonara la consulta de mi médico de cabecera, el que ha atendido de urgencia a mi hija sin saber quien era ni pedirle ficha ni tarjeta sanitaria, los compañeros enfermeros y ayudantes sanitarios han entrado a la consulta para recordarle que eran las siete de la tarde y que tenían cacerolada en la puerta. Y mientras Aurora –ya estabilizada- y yo salíamos del ambulatorio nos hemos encontrado con nuestra enfermera de siempre, nuestro pediatra de siempre, las chicas de atención al paciente, médicos, ayudantes y otros facultativos del centro manifestándose con cacerolas en la puerta contra la privatización – sólo de gestión dicen- que pretende hacer de nuestro eficiente y humano centro de barrio el presidente títere de la condesa y ese consejero Lasquetty, a quien yo hasta ahora no he visto curar a nadie pero sí mentir.

 

Y entonces me he preguntado qué le habrían dicho a mi hija en el ambulatorio si la gestión del centro, en vez de ser pública hubiera sido, ya, privada: igual le habían mandado a casa, igual no le habían atendido sin tarjeta o igual le habrían pedido -¡nerviosa y sin pasta entró ella!- que pagara el servicio que le iban a prestar por adelantado.

 

Al equipo médico público que me atiende a mí y a mi familia las veces que nos ponemos enfermos –y no somos dependientes ni gorrones ni abonados, ni abusones- sólo puedo decirles una cosa. Hoy he visto, una vez más, que atienden al paciente –al que está en listas y al que no- porque son médicos y es su profesión, no gestores ni funcionarios: gracias.